Hoy vamos a ver una nueva contradicción en la que desvelaremos la verdad acerca de un tema que a priori podría parecer poco importante, ¿Le dijo Jesús a sus apóstoles que fueran descalzos y sin bastón? Realmente la pregunta podría despertar otras preguntas del tipo: ¿Y qué más dará? Pero realmente, en nuestro propósito de tratar de descubrir la Biblia y de desenmascarar estas supuestas contradicciones, tenemos que ponernos manos a la obra y darle a esta contradicción la importancia que merece.
ni de alforja para el camino, ni de dos túnicas, ni de calzado, ni de bordón; porque el obrero es digno de su alimento.
Mateo 10.10
Y les dijo: No toméis nada para el camino, ni bordón, ni alforja, ni pan, ni dinero; ni llevéis dos túnicas.
Lucas 9.3
No llevéis bolsa, ni alforja, ni calzado; y a nadie saludéis por el camino.
Lucas 10.4
Y les mandó que no llevasen nada para el camino, sino solamente bordón; ni alforja, ni pan, ni dinero en el cinto, sino que calzasen sandalias, y no vistiesen dos túnicas.
Marcos 6.8-9
La supuesta contradicción está bastante clara, pero por si acaso, lo aclaramos en esta tabla:



TextoSi pueden llevarNo pueden llevar
Mateo 10.10Alforja
2 túnicas
Calzado
Bastón
Lucas 9.3Bastón
Alforja
Pan
Dinero
2 túnicas
Lucas 10.4Bolsa
Alforja
Calzado
Marcos 6.8-9Bastón
Sandalias
Alforja
Pan
Dinero
2 túnicas

Así que el problema es que Marcos disiente con los otros dos evangelios afirmando que sí podían llevar Bastón y Sandalias.

El contexto

En primer lugar observemos el contexto de todos estos textos.
  • Tanto Lucas 9, como Marcos como Mateo hablan del mismo momento histórico; que consisten en el momento en el que Jesús envía a los 12 a predicar el evangelio del Reino a los Judíos.
  • Lucas 10 se centra en el momento en el que Jesús envía a otros 70 discípulos también a predicar el evangelio del Reino.
Por lo tanto ya podemos sacar las primeras conclusiones y es que deberíamos quitar a Lucas 10 de esta ecuación porque se trata de un evento distinto al de los otros tres textos. Sigamos.

Ktaomai vs Airõ

Estas dos palabras tienen, evidentemente, dos significados distintos, y esto es clave para añadir nueva información que desvele esta contradicción:

Ktaomai significa procurar o adquirir, es decir, hacerte con algo que no tenías anteriormente. Es el término que utiliza Mateo en este texto de su evangelio.
Airõ, sin embargo, significa simplemente llevar, lo cual no implica en absoluto la adquisición de algo que previamente no tenías, simplemente implica llevar algo que ya tenías. Este término lo usaron Marcos y Lucas en sus textos.

Por lo tanto ya podemos empezar a observar cierta complementariedad en los textos. Es decir, no todos dicen exactamente lo mismo, sino que entre todos complementan una información completa. Además, es claro entonces que debemos sacar a Mateo de la contradicción ya que el texto de Mateo está haciendo referencia a una nueva adquisición y Lucas y Marcos a simplemente llevar lo que, se supone, ya tienes contigo.
Pero aún queda Lucas y Marcos, puesto que hemos concretado que usan el mismo término y es el mismo momento histórico, por lo tanto, ¿cuál es la solución?

Lucas dice: “No lleves nada para el camino, ni bastón”
Marcos dice: “No lleves nada para el camino… si no solamente un bastón”

El énfasis de Lucas está, a pesar del verbo utilizado, en un bastón adicional, y esto se complementa con el final del versículo cuando afirma; ni llevéis dos túnicas. Este énfasis es reafirmado por Marcos cuando afirma que solo pueden llevar 1 bastón.

Conclusiones

Pero la pregunta sigue resonando ¿Por qué no recogieron los tres evangelistas la misma información?
Para responder a esta pregunta es necesario tener en cuenta dos puntos principales:
  1. La naturaleza del mandato de Jesús a sus discípulos; Antes veíamos un contexto general, pero si ahondamos en un contexto más profundo, podríamos ver la razón de estas cosas; es decir, ¿Cuál es la razón por la que Jesús manda a sus discípulos este listado de cosas que deben llevar o no llevar? ¿Se trata de mandamientos estrictos?
    Lo cierto es que Jesús está tratando de enfatizar ciertas cosas en este texto que poco tienen que ver con un listado de normas y es que Jesús está haciendo énfasis en todas las versiones registradas de este evento en la realidad de que Dios mismo sostendría en todos los sentidos la obra de los discípulos, tanto física como espiritual. Es por eso que les dice que no lleven más de lo básico y que se queden en casas de personas que se los ofrezcan. ¿Por qué? Porque Dios sustentaría lo que necesitarían. La prueba de que Dios estaría con sus discípulos no solo serían las señales milagrosas que podrían hacer, sino el hecho de que yendo sin nada, Él siempre proveería.
  2. En el sistema judicial existe un mecanismo para averiguar si el testimonio de varios testigos son verdaderos o falsos y es que cuando todos los testigos coinciden exactamente con las mismas palabras en un testimonio concreto existen muchísimas posibilidades de que el testimonio sea falso ya que se asume que estos testigos se han puesto de acuerdo para decir alguna mentira.
    Este no es el caso de los evangelios, ya que observando muchas similitudes y contando la misma historia, no todo es exactamente igual, ¿que consigue este hecho? Dar credibilidad a las palabras de los evangelistas. Por lo tanto, estas posibles y supuestas contradicciones (que no lo son) no hacen más que corroborar el testimonio Bíblico acerca de Jesús.
Concluyo, por tanto, que NO ES UNA CONTRADICCIÓN.