Una vez más vamos a estudiar una supuesta contradicción Bíblica. En esta ocasión se trata de que, al parecer, en dos textos distintos de Josué los Anaquitas tuvieron destinos distintos y mientras en uno dice que fue Caleb quien los expulsó y el otro que fue Josué. Veamos que es lo que realmente ocurre, no sin antes recordar que esta contradicción la sacamos de aquí.

Josué 11.21 (yo incluyo también el 22)

21 En aquel tiempo Josué destruyó a los anaquitas del monte Hebrón, de Debir, de Anab y de la región montañosa de Judá e Israel. Habitantes y ciudades fueron arrasados por Josué. 22 Ningún anaquita quedó con vida en la tierra que ocupó el pueblo de Israel. Su presencia se redujo solo a Gaza, Gat y Asdod.

Josué 15.13-14

13 De acuerdo con lo ordenado por el Señor, Josué le dio a Caleb hijo de Jefone una porción del territorio asignado a Judá. Esa porción es Quiriat Arbá, es decir, Hebrón (Arbá fue un ancestro de los anaquitas). 14 Caleb expulsó de Hebrón a tres descendientes de Anac: Sesay, Ajimán y Talmay.

Para que quede claro. Anac es el epónimo (da nombre) del pueblo Anaquita. Por lo tanto cuando dice en el versículo 14 del capítulo 15 que Caleb expulsó de Hebrón a tres descendientes de Anac, presuponemos que se trata de Anaquitas y por tanto esto es lo que parece que entra en contradicción con el versículo 21 del capítulo 11 donde dice que Josué había matado a los Anaquitas. Además, en un versículo parece que es Josué quien hecha a los Anaquitas y en el otro fue Caleb.

Como muchas otras veces, vamos a centrarnos un poco en el contexto de lo que está sucediendo en los dos versículos:

El libro de Josué se divide en cuatro grandes bloques:
  1. La invasión de Canaán

    1. Comisión de Josué (1)
    2. Espionaje en Jericó (2)
    3. Cruce del río Jordán (3)
    4. Construcción de memoriales (4)
    5. Consagración de los Israelitas (5 hasta el v.12)
  2. Conquista de Canaán

    1. Campaña principal (6-8)
    2. Campaña del sur (9-10)
    3. Campaña del norte (11.1-15)
    4. Resumen de los triunfos (11.16-12.24)

      1. Zonas conquistadas
      2. Reyes conquistados
  3. Subdivisión de Canaán

    1. Porciones para las dos tribus y media (13)
    2. Porción de Caleb (14)
    3. Porciones de las 9 tribus y media (15~19)
    4. Porción de Josué, homicidas y Levitas (19~21)
  4. Conclusión (22-24)
Las partes que he resaltado en negrita son las que realmente nos interesa. Y es que, como podemos ver en el resumen, el libro de Josué es un compendio de narraciones estructurada no cronológicamente de lo que sucedió en el periodo que Josué era el líder de Israel.

Y cuando digo no cronológicamente no me refiero a que la subdivisión de Canaán sucediese antes de la conquista (o si), eso no tendría sentido (o si, la repartición se pudo planear con anterioridad y hacerse efectiva más tarde). Pero lo que si puede tener sentido son los siguientes puntos de vista comúnmente usados para rebatir este tipo de posibles contradicciones:
  • Hay partes de la narración de Josué que, al no estar cronológicamente escritas, se están refiriendo a las mismas cosas contadas de distinta manera. El Resumen de los triunfos narrados en Josué 11 seguramente incluían lo que encontramos en el capítulo 15. De hecho, el capítulo 14 es un anticipo futuro de lo que sucedió en el 15 y que diga en el último versículo del 14, literalmente: “Después de todo esto el país se vio libre de guerras.” no podría sostenerse con la narración del capítulo 15 donde  Caleb echa a los Anaquitas de Hebrón si no fuese porque partimos de la base de que Josue no es estrictamente cronológico.
  • Que en un texto diga que los echó Josué y en otro diga que los echó (o derrotó) Caleb podría no ser disonante si contamos conque la primera mención (en el capítulo 11) es un resumen de todo lo que consiguió el pueblo de Israel con Josué al frente. Realmente en este resumen se propone como autor de las conquistas y derrota de los reyes solo a Moisés y a Josué. No significa que ellos lo hicieron todo, sino que estaban al mando cuando sucedieron estos acontecimientos. Seguramente Josué no mató personalmente al rey de Jericó, ni de Laquis (o si) pero bajo su mando ellos fueron derrotados. Es por ello que pudiera ser que en la síntesis del capítulo 11 se este refiriendo al acontecimiento general de que el pueblo de Israel derrotara a los Anaquitas y en el capítulo 15 profundiza un poco más para contar que fue realmente Caleb (bajo la autoridad de Josué, que a su vez estaba bajo la autoridad De Dios) quien derrotó a los Anaquitas.

    • A raíz de esto, si pensamos nuevamente en el último versículo del capítulo 14 vemos que la guerra contra los Anaquitas fue de las últimas que tuvieron en la conquista, esto concuerda bastante con que fue a los 5 años aproximadamente (en el siguiente punto está la explicación) cuando Caleb conquista Hebrón. Este hecho relaciona con más fuerza los acontecimientos del 11 y del 14.
  • Otro punto de vista muy común es que en el versículo 22 de Josué 11 (versículo que el autor de la contradicción decidió ocultar) dice que “ningún anaquita quedó con vida en la tierra que ocupó el pueblo de Israel. Su presencia se redujo solo a Gaza, Gat y Asdod.” También en el versículo 7 del capítulo 14 Caleb le dice a Josué: “Yo tenía cuarenta años cuando Moisés, siervo del Señor, me envió desde Cades Barnea para explorar el país, y con toda franqueza le informé de lo que vi” y por último en el versículo 10 del capítulo 14 Caleb dice: “Ya han pasado cuarenta y cinco años desde que el Señor hizo la promesa por medio de Moisés, mientras Israel peregrinaba por el desierto; aquí estoy este día con mis ochenta y cinco años: ¡el Señor me ha mantenido con vida!” Si sabemos que después del reconocimiento de la tierra prometida, por culpa de la incredulidad del pueblo, Dios tuvo a su pueblo vagando 40 años en el desierto y Caleb le solicita la tierra de Hebrón a Josué a sus 85 años, podemos deducir que entre el momento en el que se inicia la conquista hasta el momento en el que Caleb solicita la tierra de Hebrón pasaron aproximadamente 5 años. ¿qué tiene que ver todo esto? Que si los relatos de Josué 11 y Josué 14 son distintos pudo pasar mucho tiempo (años) entre uno y otro y por lo tanto, los Anaquitas se pudieron aventurar a conquistar nuevamente la tierra que Josué les había arrebatado en un principio, pues vemos en el versículo 22 del 11 que “Ningún anaquita quedó con vida en la tierra que ocupó el pueblo de Israel. Su presencia se redujo solo a Gaza, Gat y Asdod.” No está diciendo que nunca más volvieron a esa tierra, y pudo haber pasado, es más, tiene bastante sentido.
Por tanto, ante tantas posibilidades y formas de rebatir esta contradicción, he del decir que realmente NO ES UNA CONTRADICCIÓN.