En esta nueva contradicción tocaría analizar cuántos fueron los hijos de Asaph según los dos listados de Esdras y Nehamías, pero esta contradicción ya la hemos analizado varias veces y no vamos a volver a hacerlo. Si quiere consultar más acerca de este tema pueden consultar este post.

Así que nos vamos a dar un salto al nuevo testamento, más concretamente a los textos donde se habla del momento en el que Jesús ascendió a los cielos. Según nuestra web de contradicciones bíblicas de confianza se nos dice que Jesús dijo que iba a ascender a los cielos en cuatro momentos distintos después de la resurrección:

Un día después de resucitar. Lucas 24:1-51, Marcos 16.9-19 (no voy a copiar estos textos ya que son largos, es mejor ir a los enlaces)

Al menos ocho días después de resucitar. Juan 20:26

Una semana más tarde estaban los discípulos de nuevo en la casa, y Tomás estaba con ellos. Aunque las puertas estaban cerradas, Jesús entró y, poniéndose en medio de ellos, los saludó.  —¡La paz sea con ustedes! 

Muchos días después de resucitar. Hechos 13.31

Durante muchos días lo vieron los que habían subido con él de Galilea a Jerusalén, y ellos son ahora sus testigos ante el pueblo. 

Cuarenta días después de resucitar. Hechos 1.2-3

hasta el día en que fue llevado al cielo, luego de darles instrucciones por medio del Espíritu Santo a los apóstoles que había escogido. Después de padecer la muerte, se les presentó dándoles muchas pruebas convincentes de que estaba vivo. Durante cuarenta días se les apareció y les habló acerca del reino de Dios.

Entonces, la pregunta es clara. ¿Cuándo ascendió Jesús al cielo? Parece que los textos son altamente contradictorios, pero realmente vamos a sacar a la luz algo importante por lo cual entenderemos esta supuesta contradicción de manera muy diferente. Pero antes, tenemos que dejar algo bastante claro acerca de uno de los textos que han escogido como contradictorios.

Marcos 16.9-20

Vamos a ver algo que puede parecer lioso (pondré bastantes enlaces y referencias) pero que es de vital importancia para rechazar este texto. El caso es que hay 4 finales alternativos en el libro  de Marcos, estos 4 finales alternativos se deben a diferentes manuscritos que se han encontrado a lo largo de los siglos. Veamos:
  • El primer final alternativo establece que los versículos del 9 al 20 no se encuentran en la mayoría de los manuscritos más importantes y antiguos (Códice Sinaítico y Vaticano, el de Bobiensis, el Siríaco Sinaítico, cerca de 100 armenios y dos georgianos). Además de eso, otra razón importante para que sea rechazado es que; Clemente de Alejandría (Primer miembro de la iglesia de Alejandría 150 d.C) y Orígenes (Considerado el padre de la iglesia Oriental 185 d.C) no hablaron de estos versículos en ninguna de sus obras. También, Eusebio y Jerónimo, sí los nombran, pero recalcan que este pasaje está ausente en casi todas las copias de Marcos que conocían. Y por si eso no fuera poco, en algunos de los manuscritos donde se encuentra esta versión del final de Marcos (con los versículos del 9 al 20), se puede encontrar obelis (signos convencionales utilizados por los escribas para indicar una adición no genuina en un documento)
  • La segunda versión dice algo similar a esto a continuación del versículo 8: pero ellos informaron brevemente a Pedro y a los que estaban con él, todo lo que se les había dicho. Y después de esto, Jesús mismo mandó a través de ellos, de oriente a occidente, la sagrada e imperecedera proclamación de salvación eterna Y después continúan con lo escrito en los versículos 9-20.
  • El tercer final alternativo es el tradicional (debido al textus receptus) Está presente en muchos manuscritos incluyendo el códice Alejandrino, Efraemi Rescriptus y Bea Cantabrigiensis.
  • En el cuarto, el final tradicional estaba expandido e incluye en el versículo 14: Y ellos se disculparon, diciendo: Esta época de desorden e incredulidad está bajo Satanás, quien no permite que la verdad y el poder de Dios prevalezca sobre las cosas impuras de los espíritus. Por ello, revela tu justicia ahora. Así hablaron a Cristo. Y Cristo les respondió: El período de años del poder de Satanás ha sido cumplido, pero otras cosas terribles se acercan. Y para aquellos que han pecado, fui entregado a la muerte, para que se vuelvan a la verdad y no pequen más; a fin de que puedan heredar la gloria de justicia espiritual e incorruptible que está en el cielo.
Ahora la pregunta es: ¿Con cuál nos quedamos? Vamos descartando. El cuarto final esta bastante separado de las típicas palabras y expresiones utilizadas por Marcos. Podríamos decir que no son de Marcos, a parte, se utilizan términos que no se utilizan en ninguna otra parte del Nuevo Testamento. Se suele atribuir este final a una suavización de la amonestación del versículo 14.

Por otro lado, el tercer final, aunque es utilizado en muchos manuscritos es rechazado también. ¿Por qué?
  1. El vocabulario utilizado y el estilo usado en los versículos del 9 al 20 no son de Marcos. Definitivamente no caza con la manera en la que el autor viene escribiendo en el resto del evangelio.
  2. La conexión entre el 8 y el 9 es realmente torpe. ¿Por qué?

    1. Fíjate en el sujeto en el versículo 8. ¿Cuál es? Son las mujeres, sin embargo, en el 9 el sujeto (supuesto) es Jesús.
    2. María Magdalena, que ha sido nombrada unas líneas más arriba (16.1), vuelve a ser identificada, como si el autor olvidara que acaba de hacerlo.
    3. El resto de mujeres, sin embargo, son olvidadas. Ya no están.
    4. La expresión “Habiendo, pues resucitado,…” y el uso de “primer” refiriéndose al día, estarían bien al comienzo de una narración, pero están a mitad de un pasaje y rompen la continuidad generada por los versículos del 1 al 8.
Es por estas causas por las que se establece que esta sección fue posteriormente añadida por alguien que tenía la conclusión abrupta de Marcos y decidió añadirle un final más concluyente. Los expertos no suelen pensar que lo añadido fue compuesto en ese momento para eso especialmente, sino que era un texto ya escrito que añadieron ahí.

En cuanto al segundo final, es bastante evidente que no es algo escrito por Marcos. Ni siquiera por nadie que haya escrito la Biblia. Se parece más bien a un testimonio adicional que simplemente respalda la omisión de los versículos del 9-20. Porque, ¿Quién, teniendo una versión tan rica en información como la de los versículos del 9 al 20, pondría estas líneas tan carentes de conexión y de información? Resulta ilógico rechazar 9-20 para poner esto.

Es por todo esto, por lo que la versión aceptable, a vista de la información contrastada por los expertos y de los miles de manuscritos encontrados, es la primera. Esto significa que Marcos acaba en 16.8 y que, por lo tanto, todo lo contradictorio que podemos sacar de Marcos 16.9-20 es como la hojarasca. No lo vamos a tener en cuenta.

¿Y entonces?

Pero aunque quitemos este texto, seguimos teniendo el texto de Lucas que afirma que Jesús ascendió un día después de resucitar.

Para resolver este problema tenemos que tener en cuenta algo muy importante, una frase con la cual entenderemos todo el problema y quizá se resuelvan todas las dudas: Ningún pasaje de los citados está hablando del mismo momento histórico, sino que se refieren a momentos distintos. Dicho de otra manera, Jesús “ascendió” a los cielos en varias ocasiones distintas, iba y venía a placer según su voluntad. Es por eso que aparecía en lugares muy distantes en tiempos que parecían imposibles, es por eso que aparecía en habitaciones cerradas y es por eso que ninguno de los pasajes se parece en prácticamente nada. Jesús “saltó” del plano espiritual al plano físico en varias ocasiones después de su resurrección.

Parece surrealista, parece inverosímil o cosa de magia. Pero, ¿Acaso no lo parece la resurrección o la sanción de enfermos o caminar sobre las aguas? Estamos hablando De Dios, de Dios todopoderoso. Ir y venir de su morada celestial a nuestro plano terrestre debe suponerle el mismo problema que crear todo el universo solo por el mandato de su voz.

Antes de concluir esto, he tenido que pelearme bastante con internet y conmigo mismo ya que empecé a analizar los textos partiendo de la base de que todos los textos hablaban de un mismo hecho, de que todos los textos hablaban de la única vez que Jesús se fue a los cielos.

Y es cierto, Jesús, en una ocasión subió a los cielos para no volver sino el día del Juicio. Esto sucede en Hechos 1.

Una prueba más de que esto es así es el versículo de Hechos 1.3 Donde dice:

Ante los cuales, después de haber padecido, se presentó vivo, con muchas pruebas decisivas, apareciéndoseles durante cuarenta días, y hablándoles de las cosas concernientes al reino de Dios.

Tengamos en cuenta lo subrayado en negrita, y es que Jesús se apareció durante 40 días. Más claro no puede estar. Jesús ascendió al cielo (otra manera de decirlo es: iba al plano espiritual) y volvió al plano físico durante 40 días. Luego, a partir del versículo 6 se describe lo que podríamos llamar la última ascensión de Jesús.

Ahí acaba el ministerio de Jesús en la tierra. Por lo tanto concluimos que NO ES UNA CONTRADICCIÓN. También concluimos que Jesús se aparecía a sus discípulos durante los 40 días posteriores a su resurrección y que siendo Dios nada le impedía moverse entre el plano espiritual y el plano físico a voluntad.

NOTA: Quería aclarar que gran parte de la explicación de Marcos 16.9-20 se encuentra en las notas de la Biblia Textual, y que realmente casi nada en este blog es información que yo me invente, sino que la recopilo de muchas fuentes, para mostrar la creencia generalizada del mundo cristiano acerca de un tema en particular.