7 Queridos hermanos, amémonos los unos a los otros, porque el amor viene de Dios, y todo el que ama ha nacido de él y lo conoce. 8 El que no ama no conoce a Dios, porque Dios es amor. 1 Juan 4.7-8

En la película The Stepford Wives, las esposas están continuamente extasiadas con la costura y la cocina. Cuando se reúnen intercambian recetas o se cuentan con alegría sus últimos triunfos para hacer más cómoda la vida de sus maridos. Nunca son desagradables para nadie. Algunas de las esposas permanecen en el lado individualista, pero eventualmente se van de “vacaciones”, y a su regreso se concentran en limpiar los pisos como el resto. La sorpresa de la película es que estas mujeres son robots.

La conformidad con los deseos de los demás no es deseable, aunque sea tan perfecta, si no tiene sentido o si se compra a expensas de la libertad y la destrucción de la personalidad. La libertad del amor de Dios es central en cómo pensamos acerca de la relación de Dios con su creación humana y acerca de lo que significa su amor por nosotros.

Reflexiona: Cuando buscamos respuestas o tomamos decisiones difíciles, el hecho de que seamos creados con libre albedrío puede parecer una carga. En este momento de tu vida, ¿cómo te sientes acerca de la libertad que Dios te está dando?